PICO MURCIA (2351 m)



Parque Natural Fuentes Carrionas y Fuente Cobre - Montaña Palentina.


La esbelta elegancia y porte piramidal del Pico Murcia en su soleada vertiente este son por sí solos motivos suficientes para justificar su ascensión. La estratégica posición de esta montaña la convierte en un excepcional mirador sobre la cara norte del Espigüete. Ascenderemos a su cumbre desde el pueblo de Cardaño de Arriba e intentando prolongar más nuestra visión, haciendo más ameno nuestro recorrido, descenderemos por la cuerda que une el Murcia con las cumbres del Cerro del Sillar y de El Castillo, bajando de nuevo hasta el punto de partida en Cardaño de Arriba, completando así una bonita ruta circular.

Punto de partida:  Cardaño de Arriba.
Distancia total:  13 kilómetros.
Desnivel:  1050 metros.
Tiempo ida y vuelta:  4h 30 min - 5 horas.


Partimos desde el aparcamiento existente a la entrada del pueblo, antes de cruzar el puente sobre el Arroyo de las Lomas. Desde aquí cogemos una pista al norte paralela al curso del agua.


En pocos minutos atravesamos un sólido puente sobre el Arroyo Valcabe.


Nada más cruzar el puente giramos a la izquierda (NO), de frente iríamos al Pozo de Las Lomas.


Nos internamos por una vereda que discurre paralela al Arroyo Valcabe.


Esta vereda pronto se convierte en un ancho camino que transcurre sin apenas desnivel, distinguiendo ya en el fondo del valle la cumbre del Pico Murcia.


Avanzamos sin dificultad cruzando sobre pequeños puentes de madera las torrenteras de agua que bajan desde las cumbres.


Tras atravesar un tercer puente, casi en la base del pico, llegamos a una pradera, aquí vadeamos las aguas del Arroyo Valcabe.


Seguimos por el lecho del valle con el arroyo a nuestra derecha.


Continuamos subiendo al SO, pero con apenas pendiente.


Al final del valle damos con un circo glaciar surcado por numerosos derrumbes de roca descompuesta. Siguiendo los hitos comenzamos a ascender notablemente.


El sendero transcurre a media ladera con preciosas vistas según ganamos altura.


Remontado este primer repecho obtenemos una imagen del trayecto que aún queda hasta la cima. Atravesamos un diminuto torrente seco para continuar (NO) con nuestro periplo.


Encontramos la senda que zigzaguea por la ladera sureste y que se eleva de forma más brusca en busca de la cumbre.


Tras una fuerte subida ponemos pie en la cresta rocosa situada sobre el collado sur.


Pasamos a la vertiente oeste para robar a la montaña los metros finales que quedan hasta su cúspide.

PICO MURCIA (2351 m).
Esta cumbre ofrece una completa panorámica de la comarca de Fuentes Carrionas. Al sur, la aguerrida y larga cresta del Espigüete destaca sobre el azul del cielo. Al norte, sobresalen los tres macizos de los Picos de Europa, llegándose a ver la grandiosa pared sur de la Torre Santa o Peña Santa, el pico más alto del macizo del Cornión, en la provincia de León.


Descendemos de la cima para volver al collado sur, distinguiéndose con claridad la cuerda paralela a la cara norte del Espigüete, por donde pasa la ruta que seguiremos para bajar hasta Cardaño de Arriba.


Traspasamos el collado y continuamos en dirección sur.


Desde aquí podemos ver una bonita estampa del valle que hemos utilizado para ascender al Pico Murcia.


El camino gira bruscamente hacia el E, apenas sin perder altura y por terreno herboso.


Hacemos un alto en el camino para disfrutar por última vez de la visión del Pico Murcia.


Hasta ahora el recorrido es prácticamente llano. Superada una primera cota empezamos a perder metros, siempre atentos a la pequeña prominencia del Cerro del Sillar, que nos sirve de referencia.


Avanzamos en un cómodo sube y baja por terreno despejado.


Entre escobonales alcanzamos un collado que se encuentra a la izquierda del cercano Cerro del Sillar.


Desde nuestra posición llegamos a ver Cardaño de Arriba, aprisionado entre cumbres superiores a los 2000 metros. Variamos el rumbo para llegar hasta El Castillo. A partir de aquí comienza lo más "heavy" de esta excursión.


Desde este punto el itinerario es menos evidente, y tendremos que tirar de lógica y de una buena dosis de paciencia. Estamos seguros de que por aquí solo pasan cuatro vacas de vez en cuando y algún senderista despistado o mal informado, como ocurre en nuestro caso. Se trata de una zona poco transitada llena de senderos desdibujados que llevan a la confusión. Ya sea pegados a los espolones rocosos que quedan a nuestra izquierda o por los ¿senderos? que nos llevan a "disfrutar" del delicioso masaje que ofrecen las escobas - todo ello "adornado" de tramos cerrados de una vegetación asquerosamente enmarañada -, sufriremos en esta última parte de la excursión, haciendo de ésta un "delicioso e inolvidable" paseo hasta nuestro punto de partida en Cardaño de Arriba.

Donde hay una voluntad, hay un camino.  SALUD !!!.



CABEZAS DE HIERRO - VALDEMARTÍN - BOLA DEL MUNDO



Cabezas de Hierro, Valdemartín y Bola del Mundo desde el Puerto de Los Cotos - Parque Nacional Sierra de Guadarrama.


En este recorrido partiremos del Puerto de Los Cotos para ascender directamente por el incómodo y empinado canchal situado en la cara norte de Cabeza de Hierro Mayor hasta su cima. A continuación seguiremos la línea de cumbres (SO) hasta la icónica cima de la Bola del Mundo (Alto de las Guarramillas), por la denominada "Cuerda Larga". Para el descenso tomaremos al noreste la conocida Loma del Noruego (PR-31), caminando paralelos a las pistas de esquí de Valdesquí durante un buen trecho, este sendero nos llevará sin ninguna perdida al punto de partida, completando así una bonita ruta circular a estas emblemáticas cumbres de la sierra madrileña.

Punto de partida:  Puerto de Los Cotos (1830 m).
Desnivel:  1070 metros.
Longitud total:  15 kilómetros.
Tiempo ida y vuelta:  5h 30 min. 


Desde el parking del puerto, mirando al sur, podemos ver la ruta de ascenso, que discurre entre los dos "pulmones" rocosos de la cara norte de Cabezas de Hierro (foto inferior).


Puerto de Los Cotos (1830 m) - Comunidad de Madrid.
Partimos desde el aparcamiento, caminando por la carretera que se dirige a la Estación de Esquí de Valdesquí.


Tras andar unos 900 metros nos desviaremos a la izquierda (Refugio El Pingarrón), tomando una pista que dispone de una barrera metálica que impide el paso a los vehículos.


Continuamos de frente por la pista, que pronto se convierte en un estrecho sendero.


Hacia el SO vemos la Loma del Noruego, que es por donde haremos el regreso hasta el Puerto de Los Cotos.


Tras un descenso entre pinos vadeamos el Arroyo de Las Guarramillas.


Empezamos a subir para encontrar más adelante una bifurcación, cogemos a la izquierda (Rascafría).


Un nuevo descenso nos lleva a cruzar el Arroyo de Las Cerradillas. ¡Atención! Debemos coger la senda que sube y se interna en el bosque, dejando a nuestra izquierda el sendero balizado que conduce a la localidad de Rascafría.


Este tramo es el más confuso, debiendo estar atentos a los hitos. En caso de perder el rastro, atravesar sin perder altura y a matxete el bosque. 


Terminamos llegando a un ancho barranco que sesga el bosque. Ascendemos por el lecho de este barranco (hitos), que en esta ocasión acusa un fuerte estiaje tras un periodo de escasas lluvias, ya que normalmente corre agua con alegría por aquí.


Más arriba salimos del barranco por la derecha, a través de una empinada y descompuesta ladera.


Subimos haciendo un flanqueo hacia la izquierda, en dirección a los patentes "pulmones" rocosos.


Siguiendo el rastro de algún hito diseminado por las piedras entramos de lleno en este mundo pétreo.


Atravesamos bajo la pared negra de nuestra derecha, que en invierno se transforma en una cascada de hielo muy codiciada por los alpinistas de la zona centro.


Por delante, y hacia arriba, encontramos el canchal que deberemos de superar, y que nada tiene que envidiar a los que hallamos en algunas ascensiones pirenaicas.


Subimos a la derecha de un espolón rocoso, sin pensárnoslo mucho atacamos la primera parte de esta puñetera pedrera de bloques grandes de granito.


Toca sufrir; en algunos tramos hay que ayudarse con las manos para progresar en este duro y fatigoso ascenso.


Terminamos saliendo del empinadísimo canchal y, siempre hacia el sur, por terreno fatigosamente anárquico, daremos vista al pequeño promontorio donde se alza el punto más alto de nuestro recorrido.

Cabeza de Hierro Mayor (2381 m).
Ponemos pie en el segundo punto más alto de la Sierra de Guadarrama, donde se haya un vértice geodésico.


Nos ponemos de nuevo en marcha andando hacia el suroeste, en dirección a Cabeza de Hierro Menor.


Un pequeño descenso nos conduce al collado entre ambas cimas, para atacar la breve subida que lleva a la próxima meta.

Cabeza de Hierro Menor (2376 m).


Continuamos caminando por la "Cuerda Larga" hacia el Cerro de Valdemartín.


Pasamos por el Collado de Valdemartín, antes de emprender una nueva subida al siguiente objetivo.


Seguimos por la loma que mira a La Pedriza. A nuestra espalda podemos ver las dos cumbres ascendidas hasta el momento.

Cerro de Valdemartín (2282 m).


Volvemos a descender, esta vez paralelos a la valla que nos separa de las pistas de esquí, y en dirección a la Bola del Mundo.


Traspasamos el Collado de las Guarramillas ante la sorpresa del ganado vacuno que anda por la zona.


Afrontamos la última subida de la jornada, dejando a nuestra derecha el camino que transcurre por la Loma del Noruego, por donde luego bajaremos.

Bola del Mundo - Alto de las Guarramillas (2258 m).
Vértice geodésico. Cumbre muy característica de la Sierra de Guadarrama, debido a las grandes antenas instaladas para la emisión de la señal de radio y televisión con la curiosa forma de cohete, y que pueden ser vistas en los días claros desde la ciudad de Madrid. Continuando en descenso por la pista hormigonada que llega hasta esta cima se alcanza en unos 30 minutos el Puerto de Navacerrada.


Volvemos sobre nuestros pasos ante la gigantesca imagen de las antenas repetidoras.


Seguimos hacia el Collado de las Guarramillas.


Antes de iniciar la bajada al Collado de las Guarramillas tomamos a la izquierda el camino de la Loma del Noruego.


Paralelos a las vallas de las pistas de esquí y con vistas al Circo de las Guarramillas emprendemos el descenso.


No existe perdida alguna, hacia el noreste vemos el camino que debemos de recorrer (PR-31).


Entre los piornos aparece un toro. La imagen del animal recortada contra el cielo recuerda al archiconocido toro de Osborne.


Más abajo y en un giro del camino vemos las dos cimas de Cabezas de Hierro.


Dejaremos un depósito de agua en un lateral del camino.


Alcanzamos una pradera, donde giramos a la izquierda, para realizar posteriormente un acusado descenso por el bosque.


Terminamos llegando al Puerto de Los Cotos, lugar de partida y punto final de esta jornada montañera por la Sierra de Guadarrama.
Beti Aurrera.  SALUD !!!.