PICO URBIÓN (2228 m)



PICO URBIÓN por la Laguna Negra - Sierra de Urbión (Sistema Ibérico).


Entre el Puerto del Collado y el Puerto de Santa Inés se extienden los Picos de Urbión ("entre dos ríos" en euskera), cuya vertiente sur es sobradamente conocida entre los montañeros. Las prolongadas y suaves laderas sorianas, cubiertas por infinidad de pino silvestre ven nacer a uno de los grandes ríos de la península, el Duero. La cara norte de la sierra, riojana en su mayor parte, nos regala sus largos y solitarios valles. Uniendo ambas vertientes se alzan los picos más renombrados de la zona, desde los que partían grandes glaciares que han dado lugar a lagunas tan atractivas como la Negra y tan genuinas de alta montaña como la de Urbión.

Acceso:  en la carretera que desde la localidad de Vinuesa (Soria) se dirige al Puerto de Santa Inés y Montenegro de Cameros localizaremos el desvío a la izquierda señalizado como "Laguna Negra, 11 Km". Por esta carretera dejaremos más adelante a la derecha el desvío a Santa Inés para llegar en unos kilómetros a la explanada del parking.

Desnivel:  700 metros.
Distancia Total:  12, 5 Kilómetros.
Tiempo ida y vuelta:  de 4 horas a 4h 30 min.

Encontramos un cartel indicándonos la dirección y distancia que nos queda hasta la Laguna Negra. Nos ponemos en marcha. ¡Empieza el Rokanrol!.


Caminamos carretera arriba entre grandes pinos, hayas y serbales de los cazadores.


Finaliza la carretera en el parking superior y en adelante subimos por un bonito sendero bien acondicionado para los turistas.


Llegamos a la famosa Laguna Negra (1750 m), apacible  bajo los oscuros acantilados.


Andamos por la pasarela, rodeando la laguna por el lado izquierdo.


Seguimos la senda que sube al Portillo, pasando bajo la fenomenal cascada que salta entre los bloques.


Zigzagueando nos abrimos paso por un estrecho pasillo entre las rocas.


Alcanzamos el Portillo, desde donde se obtiene una de las mejores imágenes de la Laguna Negra.


La senda gira a la derecha salvando los acantilados hasta situarnos en terreno despejado. Encontramos una bifurcación, de frente al Pico Urbión por la Laguna Larga, que es la ruta habitual de subida y que nosotros vamos a utilizar más tarde para descender desde el pico. Vamos a coger hacia la izquierda para dirigirnos a la Laguna Helada, más bonita y menos frecuentada, este es nuestro próximo objetivo.


Acometemos la subida siguiendo los hitos.


A nuestra izquierda se alza el rectilíneo cordal formado por Mojón Alto y Llanos de la Sierra, bajo los cuales descansa la Laguna Helada.


Llegamos a la Laguna Helada, un lugar tranquilo y sosegado.


Rodeamos la laguna por su lado derecho.


Caminamos hacia el NO para emprender la subida al cordal de Llanos de la Sierra.


Alcanzamos el cordal sin ninguna dificultad a la altura de El Chocito.


Desde aquí disfrutamos de una buena vista.


Al fondo vemos el Pico Urbión, nuestro destino ineludible de esta jornada.


Ahora andamos por la fea y ancha pista proveniente de Covaleda, para dejar más adelante a nuestra izquierda el camino que lleva al nacimiento del río Duero.


Pasamos cerca de una gigantesca roca con un enorme ojo natural.


También pasamos al lado de una gran cruz metálica. Ni en el monte podemos huir de los símbolos católicos.


Ascendemos dando vista a las peñas que conforman la cima.


No puedo evitarlo y me encaramo a un bloque que asoma al larguísimo valle riojano por donde discurre el río Urbión.


Desde este punto podemos observar la preciosa Laguna de Urbión.

PICO URBIÓN (2228 m).  
Ponemos pie en la estrecha y pequeña cumbre, donde nos metemos un bokata de aúpa antes de emprender el descenso.


La foto de cima nos la hizo un mañiko que iba con Rufián, su perro, una auténtica belleza. Irresistiblemente fotogénico.


Desde la cumbre miramos al sureste para ver el recorrido de bajada.


Volvemos sobre nuestros pasos para llegar al Portillo Arenoso.


Desde el portillo descendemos por un gran plano inclinado. Precaución si encontramos esta zona con nieve helada (importante precipicio a nuestra izquierda).


Una mirada atrás, para ver mejor por donde hemos transitado.


Seguimos en diagonal caminando hacia el SE, aproximándonos a la Laguna Larga.


Alcanzamos la Laguna Larga, una de las más altas de la sierra.


Bordeamos la laguna por su borde izquierdo.


Continuamos ante el Valle de Revinuesa y el risco Zurraquín.


Seguimos bajando hasta llegar más abajo, donde se entremezclan praderas, brezo y algún pino. Estamos cerca de la bifurcación que horas antes hemos tomado para subir al Pico Urbión por la Laguna Helada.


El resto del camino, como todo lo anterior, no tiene perdida alguna hasta el punto de partida. No os damos la brasa más, esperando que os haya gustado esta excursión nos despedimos hasta otra. Beti Aurrera.  SALUD !!!