Muñalba - Tres Provincias - Picacho del Camperón - Peñas Claras



SIERRA DE URBIÓN - Sistema Ibérico.


De oeste a este la Sierra de Urbión va ganado altura hasta la cima prominente del Pico Urbión. Muñalba es el típico ejemplo de disimetría entre vertientes. El Pico Tres Provincias hermana a La Rioja, Soria y Burgos. El Picacho del Camperón es el siguiente promontorio de la línea axial, donde comienza otra sierra buscando el norte. Siguiendo el cordal nos topamos con Peñas Claras, desde sus verticales y tétricas paredes que asoman al norte se obtienen las imágenes más fascinantes de esta ruta, encontrando justo después el punto más alto de la sierra, el Pico Urbión.

Acceso:  a la entrada de la población de Duruelo de la Sierra (Soria) provenientes de Covaleda tomaremos a la derecha la carretera que se dirige a Castroviejo. Tras recorrer cerca de seis kilómetros encontraremos una bifurcación en la que iremos a la derecha, dejando más adelante a nuestra izquierda el Refugio de Fuente del Berro, para llegar más arriba al final de la pista en una explanada, donde podremos aparcar.

Desnivel:  600 metros.
Distancia total:  13,4 kilómetros.
Tiempo ida y vuelta:  4h 20 min.

Recomendaciones UtópiKas:  desde Peñas Claras tenemos la alternativa de ascender al Pico Urbión en pocos minutos, descender al nacimiento del río Duero y volver al Refugio el Búnker por el GR-86. Muy recomendable la visita a Castroviejo, una joya mineral de curiosas rocas en un hermoso entorno (fuente y área recreativa). Cerca de Castroviejo podemos dar un paseo para ver el bonito salto de agua de la Cascada de Cueva Serena.


Parking (1750 m).  Subimos por el camino que vemos orientado al norte.


En breve tiempo alcanzamos el Refugio el Búnker, a la derecha vemos las señales del GR-86 que llevan al nacimiento del río Duero y al Pico Urbión. Detrás del refugio buscaremos un sendero algo perdido (hitos) que nos guiará a la izquierda.


Un poco más adelante cruzaremos un arroyo donde el camino se hace más patente.


Este camino comunicaba Duruelo con Neila y Valdecanales, siendo un paisaje de pinos, praderas y algún que otro manantial . El desnivel a salvar es muy suave y bastante cómodo.


Llegamos a lo más alto sin apenas esfuerzo, apareciendo en la vertiente contraria (La Rioja) el precioso valle del río Portilla.


Dejamos a la izquierda el sendero que sube al Pico Tres Provincias, al cual iremos más tarde, para girar a la derecha hasta encontrar una gran pila de piedras que marcan el Collado Tres Provincias (1955 m).


Abandonamos el cordal para coger más abajo un camino en dirección SE que lleva a Peñas Claras, dejando a nuestra izquierda el pequeño promontorio del Picacho del Camperón.


Más adelante dejamos este camino para subir a matxete hacia los curiosos roquedos que conforman Peñas Claras.


PEÑAS CLARAS (2166 m).
Visión impactante hacia el norte, destacando la laguna de origen glaciar del Urbión.


Mirando al este vemos cercano el Pico Urbión, al que se puede llegar en pocos minutos si nos apetece.


Tras maravillarnos con estas estupendas vistas volvemos sobre nuestros pasos.


En esta ocasión seguimos la línea del cordal en dirección a nuestro próximo objetivo, el Picacho del Camperón.


Pasamos antes por el Collado Tablas de la Ley (2076 m), desde donde la imagen del Pico Urbión y la laguna homónima es espectacular.


Seguimos en suave ascenso por el cordal.


PICACHO DEL CAMPERÓN (2101 m).


Ahora continuamos en ligero descenso hacia el Pico Tres Provincias, nuestro siguiente destino.


Volvemos a pasar por el Collado Tres Provincias.


Seguimos llaneando con el Pico Tres Provincias en el horizonte.


El sendero se abre paso entre el brezo y algún pino silvestre.


PICO TRES PROVINCIAS (2056 m).
Unión de las provincias de Soria, Burgos y La Rioja.


Desde la cima tenemos una excelente vista del recorrido realizado hasta ahora.


Continuamos al SO por el cordal, encaminados al vistoso Muñalba.


Esta ruta no presenta desniveles tralleros, es ideal para un tranquilo día de monte, para caminar sin prisas y, sobre todo, sin gente.


Un corto descenso nos lleva a un collado.


Desde este punto observamos al norte, en tierras burgalesas, la coqueta Laguna Muñalba.


Este paraje es idílico, tranquilo y precioso, se nos antoja ideal para zamparse el bokata, cosa que hicimos con sumo gusto al regreso de la cima del Muñalba.


Subimos la pendiente final que nos acerca a nuestro último objetivo.


La curiosidad asoma al otro lado.


MUÑALBA (2073 m).
Otro reto conseguido, otro sueño realizado y otros que aguardan en el makuto para días venideros. El descenso lo realizaremos hasta el Collado Tres Provincias para retomar el camino de esta mañana que conduce al Refugio del Búnker. Sin más que contar, sin nada más que decir, os emplazamos hasta otra tontería de las nuestras que estéis dispuestos a soportar estoicamente.
Beti Aurrera.  SALUD !!!.